Todo proyecto web tiene un objetivo final, con una estrategia planificada previamente para conseguirlo. Hablamos de la conversión, ya sea por medio de una compra/transacción en un ecommerce, una suscripción a un formulario tipo newsletter en un blog, o bien un registro de alta en un área privada para realizar un curso online por ejemplo.

Pin It on Pinterest